Mi foto
Una persona lógica pero de mente muy desordenada.

18/10/07

El hombre que durmió demasiado.


Una noche un hombre muy trabajador llegó a su casa exhausto. Estaba muy cansado de trabajar y trabajar todo el tiempo. Se acostó en la cama aun vestido, cerró los ojos y cayó en un sueño profundo. Durmió 248 años seguidos. Cuando despertó su ropa estaba totalmente desgastada. Salió a las calles y miró al mundo. Disgustado por todo lo que vio, regreso a casa, fue a la cama y comenzó a dormir de regreso.

1 comentario:

Kargol dijo...

miràs ché, cómo fue que yo no era que durmiese demasiado en Santiago, ví un mundo tan limpio allá afuera que opté por dormir mucho para recordar lo malo que era lo bueno.