Mi foto
Una persona lógica pero de mente muy desordenada.

6/5/10

Alicia


Alicia siempre fue una amante de las despedidas. 

Desde pequeña le gustaba decir Adios a los amigos que hacía en las distintas ciudades donde tuvo la fortuna de vivir. Así entonces vivió en varios lugares, donde conoció a mucha gente de la cual no perdia la oportunidad de conocer y despedirse. 

Nunca se pudo arraigar en ningún solo lugar, ni ella ni su corazón, o al menos no del todo. 

Fue amante empedernida de tardes donde ella tenía que partir lejos, y de las últimas charlas con las amigas del colegio, y de esas fiestas donde todos lloran porque no se verán más.

Amante de esos abrazos prolongados y de los besos en la frente, de cada, Te voy a extrañar Alicia, de todos aquellos Nunca me olvides Alicia, te quiero, o de cada Alicia, no te marches.

Alicia toda su vida ha estado huyendo. Pero a su paso opta por despedirse en todo momento y coleccionar fotografías de sus amigos para llenar el baúl atascado de cartas y recuerdos; miles de fotos de personas conocidas y despedidas, cientos de postales de manos que se saludan y se despiden, poemas y canciones que hablan de atardeceres y del temprano adios. 

Pero Alicia un día conoció al amor, a su verdadero amor. Para su mala suerte el debía marchar y tenía que despedirse. Fue algo terrible para Alicia, el despedirse de la única persona con la que no quería hacerlo. 

La despedida sucedió fuera de la ciudad, en la orilla de un lago. Se abrazaron durante minutos, y Alicia lloraba y susurraba, No te vayas, no te vayas, por favor no te vayas. Pero la partida era inevitable. Y cuando el se dio la media vuelta, Alicia le dijo;

Espera, quiero que te lleves contigo todas las despedidas que tengo. Toma este baúl, está lleno de despedidas, ahi están todos los Adios que tengo y que he conservado desde que era niña. Tomálos, llévatelos, no los quiero más, me he cansado de huir toda mi vida. Es tiempo de desintoxicarme.

El joven tomo el baúl, se despidió de ella y no regresó jamás.

Días después, Alicia extrañamente comenzó a envejecer, tuvo graves problemas de salud pero sobretodo de memoria y orientación. Y después de varios meses, murió

1 comentario:

Anónimo dijo...

Escribes demasiado bien, me encanta.